Formación laboral

La Formación como herramienta para la promoción laboral

Quizá sea por el tipo de empresa del que provengo, pero durante años vi y sufrí en mis propias carnes, cómo promocionar casi se parecía más a un castigo que a un premio. Cumplido un determinado periodo de tiempo y probada tu pericia en ciertas competencias, eras propuesto, sin derecho a réplica, a promocionar al siguiente escalón de tu carrera, sin más formación adicional que tu sentido común, los conocimientos que hubieses podido tomar de tu contacto con tu supervisor (si éste tenía espíritu formativo), y el ánimo de acometer la tarea sin desmayo. Cuántas veces vi, y cuántas veces comentamos entre todos, cómo estupendos técnicos se habían convertido en nefastos supervisores, gerentes o jefes de equipo. Y todo porque desde las empresas del sector que yo conozco, promocionar no requiere ninguna formación especial. ¿Gestionar el presupuesto de un departamento no requiere formación?, sobre todo si no tengo conocimientos financieros, contables o […]