El Estrés y la Vitamina F

Hace poco leí un artículo en el que rezaba este título.

Sentí curiosidad por saber qué beneficios concretos tendría la ingesta de Vitamina F en la reducción del estrés. Me costó concluir, ya que el artículo en cuestión estaba en inglés, que no se refería a la sustancia orgánica indispensable para la vida de ciertos organismos, sino que era una manera de referirse a otra “sustancia” que sin ser imprescindible, su ausencia o poca presencia en nuestra vida diaria puede producir a corto, medio y largo plazo un daño irreparable. Esta sustancia se llama Familia y Amigos (Family and Friends, en inglés).

Casi, para ciertas personas, sería más sencillo una dieta rica en vitamina F, la de siempre, más que a la que se refería este artículo, ya que sólo les echan de menos (a sus familiares y amigos) cuando les falla todo lo demás, cuando “el éxito social” se les escapa de las manos, simplemente porque les han despedido, o porque les dejan al margen, o porque ya no son rentables, o porque son mayores o demasiado jóvenes, cuando el dinero y lo que compran con él (ellos evidentemente no) se acaba o anda algo escaso, cuando su imagen pública se desgasta. Entonces y sólo entonces “tiran” de sus reservas de Vitamina F, con sorpresa de que están bajo mínimos.

Igual que tomamos cualquiera de las otras, la Vitamina F hay que tomarla a diario, si es posible y casi siempre lo es, hay que regular sus niveles y detectar si están ajustados y hay que degustarla con placer porque viene envuelta en los más apetitosos manjares.

Nuestra Vitamina F es la fuerza que nos levanta cuando todo se rompe a nuestro alrededor, todo lo banal, cuando el suelo que nos sustenta tiembla.

Nuestra Vitamina F es la que diferencia entre una buena experiencia y una inolvidable.

Nuestra Vitamina F es la que recarga nuestras pilas todos los días, libera nuestro estrés, coloca en su justo lugar lo importante y lo urgente, en definitiva nuestras prioridades.

Nuestra Vitamina F es la que da sentido, cuando todo lo demás deja de tenerlo.

 

Author:

Nemoción es un equipo de psicólogos, dirigidos por Pilar Conejero e Inmaculada Jaén. Somos una empresa especializada en la Gestión del Estrés en los entornos laborales. Nemoción se ha convertido en un apoyo básico para empresas, centros de salud y centros educativos. Participamos activamente en el Programa de la OSHA "Healthy Workplaces".

Similar Posts